Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Términos importantes en joyería y gemología’ Category

p5040018.jpg

En la moderna técnica de la glíptica, el grabador utiliza un pequeño torno de eje horizontal; en él pueden usarse distintos cabezales (en forma de aguja, disco, cono o esfera) dependiendo de las necesidades. El torno es accionado por un motor eléctrico a 3000 – 5000 revoluciones por minuto. El grabador ha de mover la piedra con la mano sobre el cabezal fijo, por lo que este trabajo requiere, además de un profundo conocimiento de la piedra, una gran precisión y concentración; tan grande que los turnos de trabajo no suelen durar más de dos horas continuadas.

Constantemente hay que ir untando con aceite y polvo abrasivo los punzones y agujas, consiguiendo así refrigerarlas y al tiempo proveerlas de una superficie rugosa, ya que las diminutas esquirlas del diamante penetran en el hierro blando de los instrumentos.

Posteriormente se realiza el pulido, empleando materiales como madera y cuero simultáneamente con agua y pastas especiales. Al mismo tiempo, se eliminan con un lápiz de metal los restos del dibujo previo rayado. En la actualidad se emplean también tornos de ejes flexibles, usándose sobre todo para tallar figuras de gran tamaño, cuyo peso hace imposible guiarla con la mano sobre el punzón.

Read Full Post »

En joyeria es importante saber diferenciar tanto las perlas naturales de las cultivadas, como de sus imitaciones, pues sus precios varian de manera sustancial. El aspecto externo de las perlas naturales y cultivadas es similar, por lo que son necesarios metodos más sutiles de identificación.

Uno de ellos es la medición de la densidad: las perlas naturales suelen presentar una densidad inferior a 2, 73, mientras que la mayor parte de las perlas obtenidas por cultivo superan este valor.

Otro método eficaz sería la determinación de su estructura interna; la conformación interior de las perlas cultivadas depende del tipo de núcleo, mientras que en las naturales suele ser concéntrica.

Por último, citaremos el método del examen radiográfico: las perlas cultivadas, al ser irradiadas con rayos X presentan una luminosidad de tonos verdes, y amarillenta si son irrradiadas con luz ultravioleta.

 

Read Full Post »

Como ya explicamos anteriormente, el tallado de un diamante pretende magnificar y potenciar las cualidades naturales de éste: su brillo, su belleza y su fuego pueden ser acentuados por la talla, o bien verse empañados por culpa de un tallado defectuoso o inadecuado; de ahí la importancia en joyeria de un tallado adecuado.

  • Tamaño: la talla influye en el tamaño aparente de la gema; dos diamantes con idéntico peso en quilates pueden parecer de diferentes tamaños, en función de la forma o de la profundidad de su tallado.
  • Brillo: una talla adecuada para un diamante refleja la luz desde el interior de la gema; la luz va incidiendo en sus multiples facetas y reflejandose de unas a otras hasta llegar a la superficie de la piedra, donde se dispersa y produce un espectacular centelleo característico. Una talla plana o poco profunda hace que la luz escape por el fondo o por alguno de sus lados, disminuyendo claramente su brillo y su valor.
  • Forma: la forma de un diamante viene también determinada por la talla; además de la famosa “talla en brillante”, que presenta una corona perfectamente circular, existen otras como: cuadrada, pera, esmeralda, corazón, oval, princesa, marquesa…

 

Read Full Post »

023a.jpg

El carácter orgánico de las perlas hace que estén expuestas a sufrir modificaciones en su aspecto por causas como la desecación, ofreciendo un aspecto avejentado y reduciéndose así su vida útil: se vuelven mates, aparecen grietas en su superficie, y van perdiendo hojas paulatinamente.

Se considera que la vida media de una perla oscila entre un siglo y 150 años, pese a que existen perlas de varios siglos de edad que presentan aún toda su belleza.

Para alargar la vida de las perlas es conveniente mantenerlas apartadas de ácidos, cosméticos, laca y sudor, asi como de ambientes demasiado húmedos o demasiado secos. Hay que tener en cuenta que su poca dureza las hace muy fáciles de rayar, por lo que debe procurarse que no entren en contacto con metales.

 

Read Full Post »

057a.jpg 

Se suele mantener a los moluscos en el agua de tres a cuatro años; durante este tiempo se forma sobre el núcleo una capa de 0,8 a 1,2 mm; no conviene que permanezcan sumergidos durante más tiempo, pues podrian enfermar, morir o sufrir la perla alguna deformación. En cualquier caso, los moluscos dejan de producir nácar en su séptimo año de vida.

Las perlas japonesas se recogen de noviembre a enero; en esos meses se detiene la segregación de nácar y la perla ofrece un oriente más bello.

Una vez recogidos los moluscos, se extraen las perlas, se secan y se procede a su clasificación en función de la calidad, el color y el tamaño. Tan solo un 10% de la producción total puede destinarse a joyas de calidad.

Se puede mejorar el color o modificarlo sometiendo las perlas a diversos tratamientos, como pueden ser el teñido, la irradiacion o el blanqueo. Los colores producto de la irradiación no son estables en algunas ocasiones.

 

Read Full Post »

p6050019a.jpg

Tanto las jaulas como los moluscos que contienen han de ser limpiados varias veces al año de la suciedad y recubrimientos que quedan adheridos sobre ellas en el transcurso del tiempo.

El más peligroso enemigo de los cultivos perlíferos es un zooplancton que aparece en grandes mareas rojas, y cuyo altisimo consumo del oxígeno del agua pone en peligro explotaciones enteras. Otros enemigos son pólipos, cangrejos, peces y algunos parásitos.

Otro enemigo de los cultivos de perlas es el frío, pues el desarrollo del proceso requiere una adecuada temperatura del agua; la llegada del frío con antelación obliga en ocasiones a trasladar toda la explotación a aguas más calientes.

En la actualidad es cada vez más frecuente trasladar parte de las explotaciones a mar abierto, pues la influencia de las corrientes marinas “estimula” a los moluscos, que producen formas mas hermosas en poco tiempo; por otra parte, este metodo disminuye la sobreexplotación en bahías y mejora las condiciones de vida de los moluscos en las explotaciones costeras.

 

Read Full Post »

p5180006a.jpg

Para comprobar la autenticidad de los diamantes existe un método sumamente fiable, empleando un dispositivo de manejo sencillo que comprueba la resistencia al calor de la gema, aprovechando las distintas conductibilidades térmicas del diamante y sus imitaciones para realizar la identificación.

Este sistema puede emplearse con piedras ya engarzadas, lo que supone una considerable ventaja sobre otros métodos

 

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.