Feeds:
Entradas
Comentarios

Archivos de la categoría ‘Propìedades físicas de las gemas’

p5040018.jpg

En la moderna técnica de la glíptica, el grabador utiliza un pequeño torno de eje horizontal; en él pueden usarse distintos cabezales (en forma de aguja, disco, cono o esfera) dependiendo de las necesidades. El torno es accionado por un motor eléctrico a 3000 – 5000 revoluciones por minuto. El grabador ha de mover la piedra con la mano sobre el cabezal fijo, por lo que este trabajo requiere, además de un profundo conocimiento de la piedra, una gran precisión y concentración; tan grande que los turnos de trabajo no suelen durar más de dos horas continuadas.

Constantemente hay que ir untando con aceite y polvo abrasivo los punzones y agujas, consiguiendo así refrigerarlas y al tiempo proveerlas de una superficie rugosa, ya que las diminutas esquirlas del diamante penetran en el hierro blando de los instrumentos.

Posteriormente se realiza el pulido, empleando materiales como madera y cuero simultáneamente con agua y pastas especiales. Al mismo tiempo, se eliminan con un lápiz de metal los restos del dibujo previo rayado. En la actualidad se emplean también tornos de ejes flexibles, usándose sobre todo para tallar figuras de gran tamaño, cuyo peso hace imposible guiarla con la mano sobre el punzón.

Read Full Post »

Etimológicamente “arte de grabar la piedra dura”, en griego, la glíptica abarca el grabado de gemas con bajorrelieves y altorrelieves, y el de estatuas y objetos de adorno. Los más antiguos grabados conocidos proceden de lugares tan lejanos en el tiempo como Mesopotamia, donde utilizaban como amuletos o sellos cilindros de piedra cubiertos de figuras y símbolos. Se considera que las primeras figuras talladas en materiales preciosos son los escarabajos realizados en el Antiguo Egipto. 

Tanto en la Grecia como en la Roma antiguas se daba gran importancia al grabado en piedra. El desarrollo de ésta técnica se detuvo durante la Edad Media, permaneciendo así hasta cobrar nuevos bríos en la Italia renacentista.

En la actualidad, la glíptica goza de popularidad y consideración gracias a su uso en las formas modernas de expresión artística. En la antigüedad las piedras más usadas en glíptica eran la amatista, el jaspe, el ónice, la carneola y el ágata; en la actualidad se encuentran grabados en cualquier clase de piedra preciosa, incluyendo los diamantes. 

Read Full Post »

pb280037.jpg

El método más antiguo conocido en el trabajado de las piedras preciosas era sencillamente grabar símbolos, caracteres o figuras en la piedra, origen de la glíptica. 

El tallado de las piedras preciosas se originó en la India. Hasta el año 1400 se trabajaban las piedras preciosas y ornamentales transparentes en forma de cristal natural y de superficies de exfoliación, y se pulían, adquiriendo así un mejor brillo y transparencia. Las piedras opacas ya se habían tallado con anterioridad usando gres en forma abovedada o plana.  

A partir del siglo XV aparece la talla en facetas: de origen aún oscuro, permaneció durante mucho tiempo en secreto (para saber más sobre la evolución de la talla en facetas aplicada al diamante, pincha aquí).

Desde el siglo XVI, Idar Oberstein (Renania / Palatinado) se convierte en el principal centro de tallado del ágata y piedras de color. En los inicios de la era moderna, Amberes y Ámsterdam se constituyen como los principales centros de la talla del diamante. En los últimos años, han aparecido en todo el mundo centros dedicados al tallado de gemas. Para proteger este tipo de empresas, numerosos países han adoptado medidas proteccionistas tales como prohibir la exportación de piedras en bruto. 

En el trabajado de las piedras preciosas podemos diferenciar los siguientes campos- aunque en la práctica no hay una división precisa entre ellos. -, de los que hablaremos más extensamente en próximos artículos: 

  • Glíptica
  • Trabajado del ágata
  • Tallado y quemado de las piedras de color
  • Elaboración de piedras esféricas y barrocas
  • Trabajado del diamante
  • Perforado de las piedras preciosas y ornamentales.

         

Read Full Post »

En joyeria es importante saber diferenciar tanto las perlas naturales de las cultivadas, como de sus imitaciones, pues sus precios varian de manera sustancial. El aspecto externo de las perlas naturales y cultivadas es similar, por lo que son necesarios metodos más sutiles de identificación.

Uno de ellos es la medición de la densidad: las perlas naturales suelen presentar una densidad inferior a 2, 73, mientras que la mayor parte de las perlas obtenidas por cultivo superan este valor.

Otro método eficaz sería la determinación de su estructura interna; la conformación interior de las perlas cultivadas depende del tipo de núcleo, mientras que en las naturales suele ser concéntrica.

Por último, citaremos el método del examen radiográfico: las perlas cultivadas, al ser irradiadas con rayos X presentan una luminosidad de tonos verdes, y amarillenta si son irrradiadas con luz ultravioleta.

 

Read Full Post »

Como ya explicamos anteriormente, el tallado de un diamante pretende magnificar y potenciar las cualidades naturales de éste: su brillo, su belleza y su fuego pueden ser acentuados por la talla, o bien verse empañados por culpa de un tallado defectuoso o inadecuado; de ahí la importancia en joyeria de un tallado adecuado.

  • Tamaño: la talla influye en el tamaño aparente de la gema; dos diamantes con idéntico peso en quilates pueden parecer de diferentes tamaños, en función de la forma o de la profundidad de su tallado.
  • Brillo: una talla adecuada para un diamante refleja la luz desde el interior de la gema; la luz va incidiendo en sus multiples facetas y reflejandose de unas a otras hasta llegar a la superficie de la piedra, donde se dispersa y produce un espectacular centelleo característico. Una talla plana o poco profunda hace que la luz escape por el fondo o por alguno de sus lados, disminuyendo claramente su brillo y su valor.
  • Forma: la forma de un diamante viene también determinada por la talla; además de la famosa “talla en brillante”, que presenta una corona perfectamente circular, existen otras como: cuadrada, pera, esmeralda, corazón, oval, princesa, marquesa…

 

Read Full Post »

057a.jpg 

Se suele mantener a los moluscos en el agua de tres a cuatro años; durante este tiempo se forma sobre el núcleo una capa de 0,8 a 1,2 mm; no conviene que permanezcan sumergidos durante más tiempo, pues podrian enfermar, morir o sufrir la perla alguna deformación. En cualquier caso, los moluscos dejan de producir nácar en su séptimo año de vida.

Las perlas japonesas se recogen de noviembre a enero; en esos meses se detiene la segregación de nácar y la perla ofrece un oriente más bello.

Una vez recogidos los moluscos, se extraen las perlas, se secan y se procede a su clasificación en función de la calidad, el color y el tamaño. Tan solo un 10% de la producción total puede destinarse a joyas de calidad.

Se puede mejorar el color o modificarlo sometiendo las perlas a diversos tratamientos, como pueden ser el teñido, la irradiacion o el blanqueo. Los colores producto de la irradiación no son estables en algunas ocasiones.

 

Read Full Post »

p5180006a.jpg

Para comprobar la autenticidad de los diamantes existe un método sumamente fiable, empleando un dispositivo de manejo sencillo que comprueba la resistencia al calor de la gema, aprovechando las distintas conductibilidades térmicas del diamante y sus imitaciones para realizar la identificación.

Este sistema puede emplearse con piedras ya engarzadas, lo que supone una considerable ventaja sobre otros métodos

 

Read Full Post »

p5040018a.jpg 

La culminación de los diamantes como piedras preciosas se produce con la aparición en 1910 de la talla en brillante; ofrece una corona perfectamente circular, 32 facetas (como mínimo) y tabla en la parte superior, y 24 facetas (y ocasionalmente una calette) en la parte inferior.

En el comercio y en lenguaje común, suelen llamarse brillantes a todos los diamantes tallados; sin embargo, con propiedad solo puede denominarse así a los diamantes redondos tallados en brillante, y nombrarse cada una de las restantes tallas con su nomenclatura apropiada.

Algunas variantes de la talla en brillante son:

  • Brillante estándar escandinavo: se usa como talla patrón en Escandinavia

  • Talla fina en brillante: se usa como talla patrón en Alemania; sus proporciones están calculadas por práctica a partir de los diamantes de mayor brillo.

  • Brillante Tolkowsky: se usa como talla patrón en USA; ofrece un brillo óptimo y un espectacular aprovechamiento de la luminosidad.

  • Brillante Parker: su parte superior excesivamente baja produce un pobre juego de colores, pese a su buen aprovechamiento de la luminosidad.

  • Brillante ideal: aspecto algo deforme, y no excesivamente brillante.

  • Talla real: 86 facetas

  • Talla magna: 102 facetas

  • Talla Highlight: 74 facetas

  • Talla Princess-144: 146 facetas

  • Radiante: 70 facetas.

 

Read Full Post »

p7030036a.jpg 

En la serie evolutiva de la talla de los diamantes, se considera la primera la llamada cristal agudo: comezó a utilizarse en el siglo XIII, y consiste básicamente en el pulido cuidadoso de las superficies planas del cristal octaedrico que se da de modo natural. Pese a que los diamantes eran ya conocidos desde hace 2000 años, su uso se limitaba a piedras en bruto.

Sobre el año 1400 aparece el siguiente paso en la evolución de estas gemas: el Tafelstein (llamado también Dickstein), que esta formado por una pequeña superficie plana en el vértice inferior (llamada calette), y una superficie plana de mayor tamaño en la parte superior del cristal octaédrico (denominada tabla).

A fines del siglo XV, la utilización de la muela supone una considerable mejora de la talla facetada; permitiendo añadir al cristal más facetas e incrementando así su efecto óptico y, por tanto, su valor y belleza.

A partir del Tafelstein se origina la talla conocida como einfaches Gut o talla sencilla: una piedra facetada con tabla poliédrica, que consta de 18 facetas incluyendo el vértice plano inferior.

La talla doble o talla Mazarino aparece hacia 1650 al tallar nuevas facetas en las aristas laterales, resultando una piedra de 34 caras y corona de forma circular. Parece ser que su creación se debe a una sugerencia del cardenal Mazarino, de ahí su nombre.

Al terminar el siglo XVII aparece en Venecia – quizá desarrollada por Vincenzo Peruzzi – la talla triple o talla Peruzzi, que está ya muy cercana a lo que es la moderna talla en brillante; posee 58 facetas.

 

Read Full Post »

p7030039a.jpg

El concepto de pureza en los diamantes es variable: en USA y Escandinavia se considera como tal la perfección externa, mientras que en Alemania se tiene en cuenta su calidad interior. La pureza de estas gemas se ve modificada por las inclusiones (grietas, fragmentos de mineral, fenómenos de crecimiento).

Un diamante se considera “puro a nivel de lupa” si al ser observados sus cristales a 10 aumentos no presentan inclusión o defecto alguno.

 

 

TABLA DE GRADACION DE LA PUREZA DE LOS DIAMANTES FACETADOS

 

CIBJO

Definición GIA
Lr       Totalmente limpio Sin marcas internas a diez aumentos y absolutamente transparente If      Internally flawless
VVS   Inclusiones muy, muy pequeñas Inclusiones muy pequeñas, muy difíciles de reconocer a diez aumentos Vvs1   Very very smallVvs2    inclusions
VS  Inclusiones muy pequeñas Inclusiones muy pequeñas, difíciles de reconocer a diez aumentos Vs1   Very smallVs2   inclusions
SI pequeñas inclusiones Inclusions pequeñas, fáciles de reconocer a diez aumentos Si1   SmallSi2   inclusions
PI  inclusiones claras Inclusiones visibles inmediatamente a diez aumentos; no reducen el brillo I1  Piqué I 
PII  inclusiones grandes Inclusiones grandes y/o abundantes; reducen débilmente el brillo; reconocibles a simple vista I2  Piqué II
PIII  inclusiones grandes Inclusiones grandes y/o abundantes; reducen considerablemente el brillo I3   Piqué III

Read Full Post »

060a.jpg

 

A la hora de valorar los diamantes según la talla en brillante hay que considerar características tales como la simetría, la forma y tipo de dicha talla, las proporciones y el aspecto exterior.

Existen varios modelos modernos de talla en brillante, sobre los que nos extenderemos en un próximo artículo; citaremos aquí tan solo tres de los mas importantes:

  • Brillante Tolkowsky: norma de talla seguida en USA.

  • Brillante estándar escandinavo: en el norte europeo

  • Talla fina en brillante: en Alemania.

 

 

TABLA DE GRADACIÓN SEGÚN LA TALLA EN BRILLANTE

RAL 560 ASE

Definición
Muy bueno (Very good) Brillo excelente. Pocas marcas externas o insignificantes. Muy buenas proporciones
Bueno (good) Brillo bueno. Algunas marcas externas. Proporciones con alguna anomalía.
Medio (Médium) Brillo disminuido. Varias marcas externas más grandes. Proporciones con anomalías importantes.
Escaso (Poor) Brillo significativamente disminuido. Marcas externas grandes y/o abundantes. Proporciones con anomalías muy claras.

 

 

Read Full Post »

038a.jpg

CIBJO GIA IDC Old Terms
Blanco excepcional*Blanco excepcional DE Excepcional white*Excepcional white River
Blanco raro *Blanco raro FG Rare white*Rare white Top Wesselton
Blanco H White Wesselton
Blanco ligeramente teñido IJ Slightly tinted white Top Cristal
Blanco teñido KL Tinted white Cristal
Color teñido1 MN Tinted color1 Top cape
Color teñido2 OP Tinted color2 Cape
Color teñido3 QR Tinted color3 Light yellow
Color teñido4 S-Z Tinted color4 Yellow

Read Full Post »

023.jpg

Incialmente,  el 80 % de los diamantes extraidos se consideraban apropiados tan sólo para usos industriales. Tan solo un 20% eran considerados con calidad suficiente para su uso en joyeria. Pero, desde el año 1983, otro 20 % se considera con “calidad de piedra semipreciosa”; estos diamantes de inferior calidad se tallan principalmente en la India, y se ofrecen en el mercado a un coste más bajo.

Según la empresa De Beers, en cuyas manos está el 85 % de la producción y comercio de diamantes en el mundo, la calidad de los diamantes se clasifica en 5000 categorias, en función de 4 conecptos: color, puerza, forma y tamaño.

COLOR:

Anteriormente no existía una normativa unificada para la clasificación de los diamantes en función de su color. Actualmente existen varias normas unificadoras, elaboradas por organizaciones como la CIBJO (Confederacion Internacional de Bisuteria, Joyeria y Orfebreria de los Diamantes, Perlas y Piedras), el Instituto Gemológico de América (GIA) y el International Diamond Council (IDC), siendo mundialmente reconocidas las normas de éste último redactadas en inglés.

Los colores mas habituales en los diamantes son los amarillentos, que se clasifican conjuntamente con los incoloros. Las colores menos frecuentes, tales como azul, violeta, rojo, verde, etc), que aparecen coloreando nítidamente la gema, se denominan”colores de fantasía” (fancy diamonds), y alcanzan un gran valor.

En la próxima entrada podrán encontrar una tabla de la gradacion de los diamantes facetados, segun su color, así como su equivalencia en la antigua gradación (Old Terms). Estos últimos, aunque siguen utilizandose en el comercio, deben ir abandonándose.

 

 

Read Full Post »

ambar2.jpg

También son consideradas inclusiones:

  • Alteraciones de la estructura cristalina, tales como signos de fase de cristalización

  • Cavidades rellenas de gas (monóxido de carbono, CO2) o fluido (ácido carbónico, agua). Cuando las inclusiones son simultáneamente de líquido y de gas, se las denomina de dos fases, y si se trata de líquido, gas e inclusiones cristalinas, de tres fases.

  • Grietas y hendiduras en el cristal también se consideran inclusiones, independientemente de si estan causadas por tensiones internas o externas. Por ellas el aire puede entrar y ocasionar modificaciones del color.

Generalmente se considera en joyeria que las inclusiones devaluan el valor de las gemas; excepcionalmente, algunas de ellas producen efectos muy valorados: seda, asterismo, ojo de gato, etc. Destacaremos la presencia de inclusiones de  rutilo en el cuarzo ahumado, que dotan a la piedra de una espectacular belleza, máxime cuando adoptan forma estrellada.

 

 

 

Read Full Post »

informacion ambar joyeriaEs muy poco frecuente encontrar gemas absolutamente “puras”, siendo lo más habitual que contengan cuerpos extraños o presenten alteraciones en sus cristales. En joyeria se denominan inclusiones a estos “fallos” que no son tales; sólo son visibles al microscopio, y al estar su creación sometida a leyes bien conocidas, suelen proporcionar abundante información al gemólogo experto acerca de su origen y formación.

Es bastante frecuente encontrar inclusiones de otros minerales (rutilo en el cuarzo rutilado, zircón en el zafiro), o del propio (inclusiones de diamante en un diamante).

Son especialmente interesantes las inclusiones orgánicas: se dan exclusivamente en las piedras de ámbar, y se trata de restos de plantas e insectos que quedaron atrapados en ellas durante su proceso de formación hace 50 millones de años. Poseen una inmensa utilidad científica a la hora de ilustrar como eran las formas de vida terrestre y en las investigaciones genéticas y evolutivas.  

Read Full Post »

cianitatallada-461.jpg

La fluorescencia (llamada así por observarse inicialmente en la fluorita), es un tipo de luminescencia que se produce al iluminar una gema con radiación ultravioleta; si las gemas continuan brillando tras finalizar la irradiación, hablamos entonces de fosforescencia.

La mayoría de las gemas reaccionan emitiendo fosforescencia al ser sometidas a radiación UV de onda corta, de unos 254 nm; otras a 366 nm, y otras a ambas. No emiten fluorescencia las que contienen hierro.

Aunque no es muy importante a la hora de distinguir unas piedras de otras, la fluorescencia sí es útil en joyeria cuando tratamos con gemas sintéticas, y en ocasiones para identificar piedras ya engarzadas.

Mediante la irradiación con rayos X se pueden diferenciar las perlas naturales de las cultivadas; estas últimas presentan luminescencia al ser irradiadas, cosa que no sucede con las naturales.

 

 

Read Full Post »

esmeraldas2.jpg

Algunas gemas transparentes ofrecen distinta intensidad o coloración dependiendo de la dirección, lo que ocurre cuando la luz es absorbida de diferente manera en los cristales birrefingentes. A este efecto se le llama genéricamente pleocroísmo, y mas específicamente, dicroísmo cuando se dan dos colores principales, y tricroísmo si se dan tres.

Para la observación de este efecto se emplea un aparato llamado dicroscopio. El tallista debe tener en cuenta el pleocroísmo, y si éste es débil, medio o fuerte, para evitar tonalidades excesivmente claras o oscuras.

Las gemas pertenecientes al sistema cúbico, asi como las amorfas, no poseen pleocroísmo.

 

Read Full Post »

  • Comprar perlasOpalescencia: se da sobre todo en el ópalo, y es causada por la reflexión luminosa de longitudes de onda corta, produciendo un brillo azulado lechoso, o perlado.

 

  • Opalinización: se da en el ópalo noble, y esta causado por pequeñísimas esferas de cristobalita inmersas en una masa de gel silíceo, que producen una irisación en manchas que se mueve al cambiar el ángulo de vision sobre la piedra.

 

  • Labradorización: aparece principalmente en gemas como la labradorita y en la espectrolita, y se manifiesta como una irisación de tono metálico brillante, sobre todo de colores verdes y azules.

 

  • Oriente: ese efecto se da en las perlas, y consiste en un brillo irisado producido por fenómenos de difracción e interferencia de los rayos de luz en las láminas de aragonito y las membranas de conquiolina superficiales.

 

  • Seda: este efecto aparece en forma de un brillo sedoso. Es apreciado especialmente en los corindones tallados en facetas (rubíes, zafiros), y se origina por fenómenos de reflexión en inclusiones de finísimas fibras.

 

Read Full Post »

Read Full Post »

035a.jpg 

Una de las propiedades que acrecientan la belleza de las gemas es, sin duda, su brillo. Este procede de la reflexión – el reflejo de una parte de la luz recibida – Cada piedra posee un indice de reflexión del cual depende su brillo, así como de las características de su superficie y del índice de refracción: cuanta más refracción, mayor brilo. El color no afecta al brillo ni positiva ni negativamente.

Uno de los objetivos de la talla en diamante es extraer de las piedras preciosas el máximo brillo posible, pues mediante ese tipo de tallado se optimiza la superficie de la gema para que proporcione una reflexión total.

 

 

Read Full Post »

p5180024a.jpg 

Se suele tener en cuenta la transparencia de los cristales a la hora de valorar las gemas; la transparencia se puede ver afectada por diversos motivos: grietas en el interior de la piedra, burbujas de aire, inclusiones de otros materiales, e incluso una intensa absorción del material cristalino.

Se considera traslúcida a una gema cuando la luz brota de ella considerablemente debilitada. La opacidad de algunas gemas (turquesa, calcedonia, lapislázuli), es causada por la refracción continua de la luz en las abundantes y minúsculas superficies de contacto de su estructura.

 

 

 

Read Full Post »

p5310014a.jpg 

Los ojos humanos no poseen la capacidad de percibir todos los sutiles matices cromáticos que diferencian gemas muy semejantes entre sí; por eso resultan de gran ayuda en joyeria los métodos de identificación. Uno de los más eficaces es el del análisis de los espectros de absorción.

Cuando la luz incide sobre una piedra preciosa, algunas longitudes de onda (matices de color) son absorbidos durante su recorrido por los cristales, sobre todo en función  de la presencia de ciertos elementos metálicos.  Esta absorción concreta de unas longitudes u otras suele ser específica para cada tipo de gema, lo que permite diferenciarlas con gran exactitud usando un aparato conocido como espectroscopio: este aparato mide con toda precisión la longitud de onda absorbida, lo que nos ayuda a identificar claramente gemas que poseen densidad, refracción y colores semejantes, incluso si se trata de piedras engarzadas, en bruto o en cabujón.

El análisis de los espectros de absorción resulta tambíen muy útil a la hora de distinguir las imitaciones y gemas sintéticas de las naturales.

Para terminar, añadiremos que este método funciona especialmente bien al analizar piedras de colores intensos y de fuerte transparencia

 

Read Full Post »

p7040054a.jpg

El fenómeno conocido como dispersión se da en gemas talladas e incoloras: descomponen la luz en los colores del espectro visible, causando un efecto de irisación. Este fenómeno se puede observar con mas claridad cuanto más transparente o clara es la gema; si las piedras poseen un color intenso, la dispersión es más débil. Por otra parte, las facetas pueden incrementar este fenómeno. Los diamantes, por ejemplo, poseen una dispersion muy intensa, que se manifiesta como un espectacular juego de colores llamado fuego.

Otras gemas con elevada dispersión son el rutilo, el zircón, la titanita y la esfalerita, por citar algunas.

La medición de la dispersión se emplea en joyeria, entre otras cosas, para conocer la identidad de numerosas gemas y piedras preciosas.

 

Read Full Post »

p7020021a.jpg

En joyeria se considera birrefringencia al fenómeno siguente: al penetrar en el cristal de una gema, la luz no solo es refractada sino que, simultáneamente, se divide en dos rayos; esto ocurre prácticamente en todas las gemas, salvo en las que pertenecen al sistema cúbico, los vidrios y el ópalo.

El fenómeno de la birrefringencia se manifiesta claramente en gemas tales como la turmalina, el zircón, el peridodo, y especialmente en el espato de Islandia. Se observa a simple vista en las gemas talladas como aparecen duplicadas las caras internas; el tallador debe procurar que la birrefringencia enriquezca la belleza de la piedra.

La birrefringencia se emplea también como método útil para clasificar las gemas y piedras preciosas.

 

Read Full Post »

p7030025a.jpg

La refracción es un fenómeno físico bien conocido: si un rayo de luz que pasa de un medio a otro oblícuamente (por ejemplo, del aire al agua, o del aire al cristal de una gema), dicho rayo sufre una desviación en su trayectoria.

En lo que concierne a las piedras preciosas, la refracción se puede utilizar como método para determinar su identidad, ya que el grado de refracción es constante en los cristales de cada variedad de gema.

En joyeria y gemología consideramos que el índice de refracción es la relación entre la velocidad de la luz en el aire y en la gema. La disminución de la velocidad del rayo al cambiar de medio es simultánea a su desviación.

Por ejemplo, la velocidad de la luz en el diamante es de 124.120 km/seg. Conocemos que la velocidad de la luz en el aire es aproximadamente de 300.000 km/seg, por lo que dividiendo la segunda por la primera obtenemos un índice de refracción de 2,417.

La mayoría de las gemas poseen un índice de refracción situado entre 1,4 y 3,2.

Con un aparato llamado refractómetro se pueden medir los índices de refracción visualizándolos en una escala, aunque en joyeria especializada se necesitan aparatos especiales para medir índices superiores a 1,81.

Otro sistema, conocido como método de inmersión, permite conocer con cierta aproximación el índice de refracción de las gemas, sumergiéndolas en un fluido del que previamente se conozca su índice.

 

Read Full Post »

p7030036a.jpg

Cuando una gema puede romperse en caras planas (en una o varias direcciones), hablamos entonces de exfoliación. Ésta depende de las fuerzas cohesivas entre los átomos, de su estructura reticular.

La exfoliación puede ser perfecta, buena o imperfecta dependiendo de la facilidad con la que se rompa la piedra. Lógicamente, esta propiedad ha de ser muy tenida en cuenta por el tallador o el montador, pues a veces es suficiente un golpe leve, una suave presión para provocarla. El calor de la soldadura puede también ocasionar fracturas en la supeficie de exfoliación, lo que debilita la estructura cristalina y puede conducir a la rotura de la piedra.

La exfoliación puede ser una ayuda a la hora de eliminar partes defectuosas o de partir grandes gemas: el Cullinan, que fue el más grande diamante con calidad de piedra preciosa encontrado nunca, fue dividido primero en tres piezas, y posteriormente en varias más.

En el coleccionismo de gemas, suelen valorarse mucho las gemas de perfecta exfoliación y talla en faceta, consideradas como delicadas y perfectas obras de arte.

La fractura, por otra parte, no es más que la rotura de una piedra en superficies irregulares, rotura provocada por un golpe; a veces ayuda a distinguir piedras en bruto de similar apariencia.

Citaremos aqui los diferentes tipos de fractura:

  • Concoidea

  • Desigual o irregular

  • Ganchuda

  • Lisa

  • Astillosa

  • Fibrosa

  • Granuda

 

 

Read Full Post »

p7030029a.jpg

De acuerdo con la normativa vigente en la CIBJO (Confédération Internationale de la Bijouterie, Joaillerie, Orfevrèrie des diamants, perles et pierres), las modificaciones del color original de las gemas debe indicarse de modo explícito en el comercio de joyas y gemas, con excepción de “aquellas que adquieren una coloración permanente e irreversible mediante tratamiento térmico: ámbar, berilo (morganita, aguamarina), corindón (rubíes, zafiros), cuarzo (prasiolita, citrino, amatista), topacio (topacio rosa), turmalina (todos los colores), zoisita (tanzanita azul)”.

En joyeria tampoco es necesario en un sentido estricto indicar el origen artificial del color de aquellas piedras “que adquieren un color permanente e irreversible mediante tratamiento térmico y la acción de ácidos y mordiente, como el ágata bandeada, la carneola y el ónice, el ágata verde y el ágata azul”.

 

Read Full Post »

p7030023a.jpgAlgunas gemas (como la kunzita, la amatista o el cuarzo rosa) pueden modificar su color en el transcurso del tiempo, llegando incluso a tornarse incoloras por efecto de la luz del sol. Esto ocurre raras veces de modo natural: lo más frecuente es que la mano del hombre intervenga para modificar el color natural de las piedras con objeto de aumentar su belleza.

Por ejemplo, podemos decir que la mayoría de citrinos - y todas las prasiolitas-  que se encuentran en el comercio de piedras preciosas son amatistas sometidas a un proceso de calentamiento a cientos de grados Celsius. adquiriendo así tonos que pueden ser desde marrón rojizo a verde, lechoso o amarillo limón.

También gemas como las aguamarinas de tono verdoso se tornan azul marino al ser sometidas a tratamiento de calor; se aclaran las turmalinas demasiado oscuras, y las azules se transforman en verdes.

Estas modificaciones artificiales del color de las gemas para su empleo en joyeria no son distinguibles a simple vista del las piedras cuyo color es natural. Sin embargo, es importante destacar que a veces estas coloraciones adquiridas no son permanentes.

Las gemas porosas como el lapislázuli, las perlas o las turquesas, pueden mejorar su color mediante el antiguo método de tratarlas con ceras y aceites colorantes.

 

 

Read Full Post »

p7050059a.jpgEn una gema podemos distinguir entre el color original y el color adquirido, siendo el segundo producido por sustancias minerales e inclusiones en la piedra.

Un posible método para determinar la identidad de las gemas mediante el color es lo que se conoce como color de raya: sobre un fragmento de porcelana no vidriada, se coge una piedra en bruto y se hace una fuerte raya; las pequeñas placas de polvo rayado eliminan el color adquirido de la piedra, manifestándose en ésta el color original. Lógicamente, este método puede dañar la belleza de la piedra, por lo que solo es recomendable usarlo cuando se trata de coleccionar gemas en bruto.

Read Full Post »

p7020004a.jpgEl color, pese a su evidente importancia a la hora de admirar la belleza de las gemas, no basta cuando se trata de diferenciar unas de otras, pues muchas piedras poseen idénticos colores, y asimismo las variedades de una misma gema pueden presentar diferente coloración.

El mecanismo por el cual percibimos los colores es bien conocido: los ojos humanos solo pueden percibir la radiacion electromagnética en una franja de onda comprendida entre los 380 y los 750 nm. A esta franja se la conoce como espectro visible, y abarca los colores desde el rojo hasta el violeta.

Los colores que vemos dependen de la absorcion de las longitudes de onda por los objetos. Todos ellos al mezclarse producen la luz blanca. Si la piedra absorbe todas las longitudes de onda de ésta, será negra; si permite el paso de todas las longitudes de onda, será incolora, etc

En las gemas, son algunos minerales (manganeso, hierro, cromo, vanadio, níquel, cobre, cobalto, etc) los que dotan de color a las piedras preciosas al absorber ciertas longitudes de onda de la luz blanca; aunque existen gemas como el cuarzo ahumado y el zircón cuyo color es producido por deformaciones de la estructura de su red cristalina interna.

 Otros factores que influyen en la manifestación del color son:

  • La ruta que sigue la luz al atravesar el el cristal; este factor debe ser tenido en cuenta en joyeria para aprovecharlo al máximo: las piedras oscuras deben ser más delgadas, y las piedras claras, más gruesas y disponer las facetas de modo que la luz recorra un camino mas largo y oscurezca la piedra.

  • La luz artificial provoca cambios de color en numerosas gemas, llegando a perder parte de su belleza. Es conocido el caso de la alexandrita, de un tono verde con luz natural, y roja con luz artificial.

 

Read Full Post »

p7020009a.jpgLas cuatro unidades de peso utilizadas en joyeria son el quilate, el gramo, el grano y el momme:

  • Quilate (abreviado ct). Esta medida se usa desde la Antigüedad. Su etimología deriva quizá del nombre que daban los griegos a la semilla del algarrobo (keration); desde el año 1907 se ha extendido el uso del quilate de 200 mg (0,2 g) en América y Europa; anteriormente el valor del quilate variaba, dependiendo del centro de comercio, entre 188 y 233 mg.

          El precio de las gemas en joyeria ha de expresarse siempre “por quilate”, y el valor en conjunto de toda la pieza  ha de obtenerse en base a su peso total. El valor del quilate aumenta con el tamaño de la piedra: si una gema de un quilate cuesta 70.000 pts, una de dos ct no valdría el doble, sino quizá 280.000 pts

          Las subdivisiones de esta unidad de peso se pueden expresar en decimales con dos cifras tras la coma (1, 30 ct) o quebrados (1/20 ct). Cuando se trata de diamantes muy pequeños se pesan en puntos (point), que equivale a 1/100 ct.

          En el oro, el quilate no se emplea como unidad de peso, sino como indicador del su valor de ley, es decir, de su calidad: cuantos más quilates posea una joya de oro, más oro fino contiene.

  • Gramo: se usa para gemas y piedras preciosas de menor valor, así como el material en bruto.
  • Grano: era la antigua unidad de peso para las perlas, equivalente a 0,05 gramos, y por tanto a un cuarto de quilate (0,25 ct). Está en desuso
  • Momme: medida de peso japonesa equivalente a 18,75 ct (3,75 g)

Read Full Post »

p7020001a.jpgCuando un cuerpo es sumergido en un liquido que posee la misma densidad, ese cuerpo ni se hunde ni flota hasta la superficie. Este hecho de la física se puede utilizar en joyeria para determinar la densidad de las gemas.

El modo más sencillo es colocar la piedra en un fluido más denso, y, mediante sucesivas diluciones, reducir la densidad hasta que la piedra quede en suspensión; en ese momento el objeto y el fluido poseerán la misma.

Entre los diversos fluidos pesados que se emplean en este método, citaremos el líquido de Thoulet: una disolución de mercurio y yoduro potásico que posee una densidad de 3,2, y con el que se pueden identificar casi la mitad de todas las gemas existentes. Para piedras de mayor peso se emplea el líquido de Clerici, que consiste en una disolución de malonato de talio y formiato que posee una densidad de 4,2, y con el que se pueden identificar todas las piedras preciosas existentes en el mundo, salvo aproximadamente dos docenas. Este líquido es muy venenoso y corrosivo, por lo que debe utilizarse con extrema precaución; de hecho, todos los fluidos empleados son peligrosos, por lo que se debe evitar respirar sus vapores o ingerir alimentos mientras se trabaja con ellos.

Finalmente, diremos que este método se emplea sobre todo en los siguientes casos:

  • Para diferenciar piedras naturales de las sintéticas o de sus imitaciones

  • Para seleccionar piedras de entre una partida de estas sin identificar.

 

Read Full Post »

p7020018a.jpgp7020018a.jpgEste sistema para determinar la densidad de las gemas se fundamenta en el Principio de Arquímedes (“un cuerpo sumergido en un liquido experimenta un empuje vertical hacia arriba equivalente al volumen del líquido desalojado“); obteniendo primero el volumen, se calcula después la masa.

En joyeria se emplean para ello balanzas de precisión, aunque un amateur puede utilizar un sencillo pesacartas convenientemente adaptado. La piedra se pesa primero en uno de los platillos, y posteriormente dentro de un recipiente con agua colocado en lugar del  platillo; de este modo, el peso del agua desplazada equivale al volumen de la piedra.

Por ejemplo, si al pesar la gema en el primer platillo obtenemos un peso (recordemos que bajo la gravedad terrestre el peso es siempre igual a la masa) de 6,4 gramos, y al pesarla en el agua el peso es de 4,3, la diferencia nos da un peso de 2,1 que equivale al volumen de la piedra. Dividiendo 6,4 entre 2,1 nos da como resultado una densidad de 3,04 g/cm3 para dicha piedra

Es conveniente procurar que la piedra preciosa esté seca y sin contacto con otros materiales. 

 

Read Full Post »

p4030023a.jpgEl peso especifico nos indica el peso de un material por unidad de volumen, mientras que la densidad nos indica la masa por unidad de volumen. Siendo el peso de un cuerpo variable en funcion de la constante gravitacional, mientras que la masa es siempre constante, hasta ahora se había empleado en el comercio de piedras preciosas el término “masa” de una piedra en lugar de “peso”.

Pero dado que las mediciones del peso de una piedra siempre se realizan bajo una constante gravitacional invariable (la gravedad terrestre), el peso y la masa son siempre equivalentes.

Así pues, en el actual comercio de gemas y piedras preciosas, se emplean los términos densidad y peso, descartando los de peso específico y masa.

 

Densidad

En las gemas, la densidad varía entre 1 y 8. Los valores inferiores a 2 se denominan ligeros (como el ópalo, el azabache o el ámbar), entre 2 y 4 se denominan normales (como el aguamarina, la amatista y el apatito),  y superiores a 4, pesados (rutilo, pirita, hematites, etc.).

Determinar la densidad de una gema puede indicarnos de que piedra preciosa en particular se trata. Sin embargo, a la hora de identificarlas se suele recurrir en joyeria especializada a métodos ópticos, de los cuales hablaremos más adelante en otro artículo.

Los dos métodos principales usados en joyeria para determinar la densidad de las piedras preciosas son la balanza hidrostática y el método de suspensión, y encontrareis mas información sobre ambos pinchando en sus respectivos enlaces.

 

 

Read Full Post »

p1160182a.jpgMuy a menudo las gemas y piedras preciosas presentan una dureza variable en sus distintas superficies y en diferentes direcciones; estas variaciones suelen ser muy importantes para los que se dedican al coleccionismo de gemas.

La dureza de los diamantes varía en sus diferentes caras cristalinas; en el caso de la kyanita, la dureza en dirección perpendicular oscila entre 6 y 7, y es de 4  1/2 en las caras mayores del cristal.

Lógicamente, las piedras de mayor dureza son más apropiadas para el tallado y el engarzado para su uso en joyeria que las blandas, pues estas ultimas corren el peligro de estropearse durante el proceso. Tallar estas ultimas requiere verdadera maestria, y es un arte dominado por muy pocos.

Read Full Post »

diamante la gema mas dura del mundoEn joyeria se consideran importantes a la hora de valorar y trabajar las piedras preciosas y gemas, las propiedades conocidas como dureza de rayado y dureza de tallado:

  • Dureza de rayado: el mineralogista Friedrich Mohs la definió como la resistencia que ofrece un mineral a ser rayado por un objeto afilado. Usando 10 minerales creó una escala comparativa de dureza que es conocida mundialmente como la Escala de Mohs. Dicha escala mide la dureza desde un mínimo de 1 a un máximo de 10.

Los minerales y gemas que conocemos se ordenan según esta escala. Cada mineral es capaz de rayar las piedras con una dureza menor, y son a su vez rayados por el mineral inmediatamente superior en la escala; si poseen similar grado de dureza no se rayan entre si.

Dentro de la Escala de Mohs dividimos las piedras en:

Blandas: dureza de rayado entre 1 y 2

Semiduras: dureza de rayado entre 3 y 6

Duras: dureza de rayado desde 6 en adelante.

Las gemas con dureza de Mohs inferior al grado 7 son sensibles a los gránulos de cuarzo que forman parte de la estructura del polvo en suspension, y pueden ser dañadas por este, lo que obliga a prestarles cuidados especiales en su manejo y guardado.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.